¿Merece la Pena Hacer Pasta Casera?

Preparar pasta casera puede ser un poco intimidante para muchos, especialmente si no se cuenta con los conocimientos y equipos adecuados para hacerlo. Pero con un poco de tiempo, esfuerzo y práctica se puede hacer una deliciosa pasta casera.

Ya sea que tengas una máquina para hacer pasta o unos pocos utensilios en casa, verás que merece la pena intentar hacer tu propia receta de pasta. Pues, ¿qué puede pasar? Tendrás como resultado una pasta suave, fresca y con un delicioso sabor casero.

No te agobies más y acompáñanos a descubrir las razones de hacer tu pasta en casa y evaluar si definitivamente vale la pena o no preparar pasta desde cero.

¿Por qué Hacer tu Propia Pasta?

Siempre habrá razones suficientes para decidir preparar nuestras recetas favoritas en casa y aquí hemos enumerado algunas razones por la que merece la pena hacer pasta casera.

Haciendo tu propia pasta en casa

1. La pasta fresca sabe mejor

No cabe dudas, que la comida recién hecha es más apetecible y lo mismo pasa con la pasta recién preparada. Y es que una pasta fresca tiene una textura más suave y un sabor más fuerte que grita comida casera.

Indiscutiblemente saber que la pasta ha sido hecha en casa, le aporta mayor sabor y, además, resulta reconfortante disfrutar de un alimento que ha sido preparado con toda la dedicación y amor del mundo, ¿no crees?

2. Es más saludable

Preparar pasta casera desde cero siempre será un punto a favor, ya que puedes asegurarte de usar los ingredientes más frescos y de mejor calidad para lograr un producto 100% saludable para ti y tu familia. 

Además, si lo deseas, puedes excluir o cambiar ingredientes como el huevo y la harina común si presentas alergias o intolerancia a algunos de estos ingredientes de la receta.

Otro punto a favor, es que la pasta fresca casera no requiere de una gran cantidad de salsa, puesto que es más permeable y se integra muy bien con la misma. ¡La pasta no podría ser más saludable!

3. Preparar pasta es divertido 

Sin lugar a dudar, preparar pasta es una tarea divertida en la que toda la familia puede ayudar. Y lo mejor, es que al final disfrutarán de una deliciosa pasta producto del arduo trabajo.

Así que si quieres una tarde diferente o un momento familiar en el que los niños también puedan participar, entonces es momento de reunir los ingredientes necesarios y poner manos a la masa.

4. No necesitas ser un chef experto

Hacer pasta casera no requiere de un chef experto, pero si es cuestión de práctica, quizás de mucha práctica. Pero no tienes nada de qué preocuparte, con una máquina para hacer pasta podrás hacer el trabajo sin mucho contratiempo.

Y si no tienes una máquina para hacer pasta o simplemente no quieres hacer una inversión ahora, también puedes usar otros utensilios para obtener tu pasta casera, como, por ejemplo, un rodillo de mano, un cuchillo o cortador de pizza. ¡Con eso bastará!

Ah por supuesto, no puede faltar una buena receta de pasta y será el momento de sacar el chef que llevas dentro. ¡Buena suerte!

5. No requiere de tanto trabajo como parece

A simple vista da la impresión que hacer pasta casera requiere de mucho trabajo, pero la verdad no es lo que parece. Puedes obtener una deliciosa pasta casera en muy pocos pasos. Empieza por amasar la masa, luego aplana y dale forma con cortadores de mano.

El proceso completo no tomará mucho tiempo, ni requerirá de mayor esfuerzo; y el resultado obtenido definitivamente hará que valga la pena. Pero si quieres facilitarte un poco más la tarea, una máquina para hacer pasta te servirá de mucha ayuda.

6. Puedes usar tu imaginación y personalizar tu receta

Si eres de los que disfruta de innovar en tus recetas y realzar sabores en las comidas, ¡aquí puedes ponerlo a prueba!

Hacer tu pasta en casa te da la posibilidad de personalizar la receta, ya sea agregando un toque de color, sabor extra, textura, cortes divertidos y todo lo que se te ocurra. ¡Tu imaginación y paladar será el limite!

Lo que se Debe Considerar al Preparar Pasta Casera

Para ayudar a encaminarte en la ruta gastronómica de preparar pasta casera y aclarar posibles inquietudes, hemos recopilado algunas de las preguntas que pueden surgir durante el proceso.

¿Qué tipo de harina usar para hacer la pasta?

Para preparar buena pasta se recomienda utilizar harina de sémola o harina de trigo duro, ya que gracias a su alto contenido en gluten ayudan a mantener la pasta en forma mientras se cocina.

Sin embargo, también se puede usar la harina todo uso que normalmente se utiliza en casa, así como harinas sin gluten. Con estas harinas en general se obtienen ricas pastas con ligeras variaciones en la textura y sabor.

¿Con qué ingredientes se hace la pasta fresca?

Al igual que otros tipos de pasta, los ingredientes básicos para preparar pasta fresca son: harina de trigo, huevos y agua. Y por supuesto un poquito de sal.

¿Por qué se le dice pasta fresca a la pasta que se prepara en casa?

Se le conoce como pasta fresca, porque es una pasta preparada al momento, mediante un proceso artesanal en el que la pasta no es deshidratada ni empaquetada. Es decir, se prepara la pasta, se cocina y se come sin ningún proceso extra de comercialización.

¿Cuál es la diferencia entre pasta fresca y seca?

La pasta fresca está hidrata, es más suave y tierna debido a que se prepara para ser degustada de inmediato. La pasta fresca se debe refrigerar para que mantenga su frescura, mientras que la pasta seca es deshidratada para que dure más y mantenga su forma.

¿Se debe secar la pasta casera?

Aunque realmente no es obligatorio secar la pasta, el secado hará que la pasta mantenga su forma y también evitará que se pegue durante la cocción

Si la pasta ha quedado muy húmeda, se recomienda dejarla secar en un plato o colgada sobre una rejilla por un tiempo estimado de 30 minutos a 1 hora.

¿Se puede guardar la pasta fresca?

Sí, se puede guardar la pasta fresca en el refrigerador. Para ello, primero debe secarse la pasta al aire para que pierda un poco de humedad, luego se coloca en una bolsa o envase con cierre hermético y posteriormente se coloca en el refrigerador o freezer para conservar fresco.

¿Cuánto tiempo dura la pasta fresca en el freezer?

Se puede conservar la pasta fresca en el freezer por 2 o 3 días, no más que eso. Lo más importante es que esté colocada en un recipiente bien cerrado.

¿Cuánto tiempo hay que cocinar la pasta fresca?

Normalmente el tiempo de cocción de una pasta es de 8 – 12 minutos, mientras que la pasta fresca con 3 – 5 minutos estará lista para degustar.

¿Se puede hacer pasta fresca sin una máquina para hacer pasta?

Por supuesto que sí, así era como se hacía anteriormente y aún se sigue haciendo de esa manera, aunque con la llegada de las máquinas para hacer pasta, la tarea se ha facilitado.

Pero si no cuentas con una de estas máquinas, puedes hacer todo el proceso de amasado, aplanado y corte de la masa a mano sin ningún problema. Así obtendrás una verdadera pasta casera.

¿Es mejor la pasta casera que la del supermercado?

Pasta casera comparada con pasta comprada

Desde el punto de vista gastronómico, se puede decir que la pasta casera es mejor, porque es más suave, húmeda, tiene un sabor más intenso y se incorpora muy bien con las salsas. Mientras que las pastas de los supermercados son más versátiles a la hora de prepararla.

Al fin y al cabo, todo dependerá de los gustos de cada quien. Habrá quienes prefieran la pasta fresca por su inconfundible sabor casero, mientras que otros disfrutan de una buena pasta seca comprada en el super.

Contras de Hacer Pasta Casera

Realizar cualquier comida en casa siempre será más sano, delicioso y placentero, ya que quien mejor que tú para saber qué te gusta y cómo te gusta, ¿verdad? 

Pero lo cierto, es que existen algunos aspectos importantes que pueden incidir en si preparar pasta en casa de verdad vale la pena y aquí mencionamos algunos de ellos:

  • Se requiere tiempo y dedicación. Preparar pasta desde cero implica tiempo, dedicación y esfuerzo humano.
  • Riesgo a que la pasta no quede bien. Esto siempre estará latente, al no ser experto, puede que la pasta no quede tan apetecible como lo esperabas.
  • Se puede llegar a desperdiciar los ingredientes. Si la pasta no queda comestible, habrás tirado a la basura todos los ingredientes utilizados.
  • Mucho que limpiar. Al terminar, te darás cuenta que debes limpiar la máquina para hacer pasta, la cocina, la encimera y todos los utensilios extra que utilizaste.

En líneas generales el proceso de elaboración de pasta casera puede ser engorroso, frustrante e intimidante, pero también una actividad entretenida y que puedes hacer en familia, además, no hay nada que no pueda resolverse con un poco de práctica. 

La práctica hace al maestro, así que empieza desde hoy y deleita a todos con tu receta de pasta fresca. ¡La familia te lo agradecerá!

Scroll to Top