Cómo Limpiar Una Máquina para Hacer Pasta

Las máquinas para hacer pasta nos permiten preparar rica pasta fresca como todo un profesional. Son aparatos fáciles de usar, nos ahorran esfuerzo y hacen que el proceso de preparar pasta sea muy divertido, por lo que se puede disfrutar en familia.

Sin embargo, después de hacer y comer una deliciosa pasta casera, llega el momento de limpiar la máquina y esto no resulta tan divertido para muchos, o ¿sí? Lo cierto, es que esto puede provocar que nos preguntemos si de verdad vale la pena preparar pasta en casa.

Sin embargo, la limpieza de la máquina para hacer pasta no la podemos pasar por desapercibido, ya que de ello dependerá su buen funcionamiento y, además, solo toma unos pocos minutos hacerlo.

Así que no permitas que la felicidad de preparar pasta en casa se vea empañada por la simple tarea de limpiar el aparato y sigue nuestros fáciles consejos para limpiar tu máquina para hacer pasta en muy pocos pasos

¿Por qué Limpiar la Máquina para Hacer Pasta?

La limpieza de la máquina es realmente importante, ya que mantenerla libre de sucio será clave para garantizar su funcionamiento óptimo y alargar su vida útil.

Una máquina limpia no solo hará que funcionalmente dure más, sino que también evitará que el sucio acumulado produzca malos olores y variaciones en el sabor de nuestras preparaciones. 

Y lo que sería peor, esta situación de sucio excesivo podría provocar la proliferación de hongos y bacterias, los cuales pueden ser nocivos para la salud.

así que, si quieres prolongar la vida útil de tu preciada máquina para hacer pasta y sobre todo evitar que tu alimento preferido se contamine, es momento de limpiarla. De esta manera prolongarás su vida útil y obtendrás una pasta de calidad siempre.

Limpieza de una máquina de pasta sucia

¿Qué se Necesita para Limpiar una Máquina para hacer Pasta Fresca?

Para realizar la limpieza de este pequeño aparato, no se necesita un gran número de suministros y aquí te mencionamos los que pueden ayudarte en la tarea:

  • Arcilla polimérica blanca o plastilina común (para la limpieza de una máquina manual)
  • Cepillo de cerdas suaves
  • Brocha o brocheta de madera.
  • Toallas de papel o paño húmedo.
  • Destornillador.

Paso a Paso para Limpiar una Máquina de Pasta Correctamente

Ahora sí, es el momento de ver como limpiar de forma sencilla la máquina para pastas con estos pasos descritos a continuación:

Limpieza de una máquina para hacer pasta manual, aplanadora o cortadora

PASO 1. Desmonta las piezas que son extraíbles

Empieza por retirar las piezas extraíbles para facilitar la limpieza general. La mayoría de las máquinas para hacer pasta cuentan con accesorios de fácil desmontaje que por lo general no requieren de un destornillador para hacerlo. Así que esto será más fácil de lo que parece.

Sin embargo, si quieres desmontar completamente la máquina para realizar una limpieza un poco más profunda, consulta con el manual de instrucciones primero.

PASO 2. Retira el exceso de masa

Con la ayuda de un brocha o cepillo, asegúrate de retirar los trozos y residuos de masa grandes acumulados entre los rodillos y cortadores.

PASO 3. Pasa una porción de arcilla polimérica por los rodillos

Toma un trozo de arcilla polimérica y pásalo entre los rodillos mientras giras la manivela. Repite este proceso unas 4 o 5 veces configurando el grosor de aplanado cada vez más delgado y verás como las migas y residuos de pasta quedarán atrapados en esta arcilla.

Con esta técnica, hasta el residuo de pasta más viejo y atascado será recogido fácilmente con la masa. También puedes utilizar plastilina o chatarra de masa para conseguir lograr el mismo efecto.

PASO 4. Limpia las ranuras con la brocha

Con una brocha de madera limpia los residuos de masa que queden acumulados en las pequeñas ranuras. Presta mucha atención en limpiar los orificios y si no alcanzas con la brocha, puedes utilizar un poco de aire comprimido.

PASO 5. Pasa un paño ligeramente húmedo entre los rodillos y exterior de la máquina

Si quieres dejar tu máquina aún más reluciente y libre de cualquier sucio, puedes pasar un paño humedecido con agua entre los rodillos y por todo el exterior de la máquina para pasta. Cerciorándote de frotar el paño por cada sección.

PASO 6. Seca completamente todo el aparato

Una vez limpio cada accesorio, es momento de ensamblar las piezas y secar completamente la máquina hasta que esta brille de limpia

Es muy importante asegurarse que la máquina no esté húmeda al momento de guardarse, ya que la presencia de humedad puede provocar oxido y corrosión de la misma.

Limpieza de una máquina para hacer pasta eléctrica

Limpieza de una máquina de pasta eléctrica sucia

PASO 1. Desenchufa la máquina de hacer pasta del tomacorriente

Antes de iniciar cualquier proceso de limpieza, se debe desconectar la máquina de la fuente de corriente para evitar cualquier accidente doméstico. Además, es sumamente necesario alejar la máquina del fregadero para que esta o su cable no se mojen accidentalmente

PASO 2. Consulta el manual de usuario

Lee detenidamente el manual de usuario de tu máquina eléctrica de hacer pasta, ya que las especificaciones de mantenimiento y limpieza varían dependiendo del modelo y la marca.

Si lamentablemente perdiste el manual y no conoces los detalles de funcionamiento de tu máquina para hacer pasta, puedes buscar la información necesaria en internet de los agentes oficiales según la marca de tu aparato.

PASO 3. Retira las piezas desmontables y lávalas

Quita los accesorios desmontables, retira el exceso de residuo con una brocha y luego lávalos a mano en el fregadero o en el lavavajillas, solo si son aptos para ello. Esto es especialmente indicado si las piezas son de plásticos, porque si son de acero, es mejor lavarlas a mano.

PASO 4. Limpia el cuerpo o base de la máquina

Para el cuerpo de la máquina para hacer pasta puedes usar un paño húmedo con agua y frotarlo por todo el exterior hasta deshacerte de la masa y harina pegada. Luego debes pasar otro paño o toalla más seca para garantizar una mejor limpieza.

Recuerda que por ninguna razón se debe sumergir la máquina de hacer pasta eléctrica en agua, nunca debe hacerse. Y si tiene algún sucio muy pegado o una manchita que no sale con solo agua, puedes aplicar un poquito de limpiador multiusos y listo.

PASO 5. Seca todo muy bien y ensambla

Seca cada accesorio y espacio de tu máquina para hacer pasta eléctrica y vuelve a colocar cada pieza en su lugar. Dale otra pasada con un paño seco y estará limpia para otra ocasión.

Consejos Adicionales para la Limpieza y Mantenimiento de tu Máquina para Hacer Pasta

  • Consulta el manual de usuario y sigue las instrucciones para desarmar la máquina correctamente.
  • Si la máquina no es desmontable, utiliza palitos de madera para alcanzar lugares difíciles, luego termina de limpiar con una brocha y un paño ligeramente húmedo.
  • No se recomienda utilizar agua para lavar la máquina para hacer pasta y de hacerlo, se debe ser muy cuidadoso con las piezas delicadas.
  • Si decides lavar las partes removibles con un poco de agua y jabón, debes asegurarte de secar muy bien cada área para evitar daños y la producción de óxido.
  • Limpia tu máquina para hacer pasta después de cada uso.
  • Es importante limpiar primero la máquina con una brocha antes de lavarla o limpiarla con un paño húmedo. Ya que cuando los residuos de masa entran en contacto con agua se forma un engrudo pegostoso y desagradable que dificulta la limpieza.
  • Lubrica los engranajes y mecanismos de la máquina para garantizar un funcionamiento óptimo.

Respondiendo Inquietudes sobre la Limpieza de la Maquina para Pasta

Para aclarar un poco las dudas, hemos recopilado algunas de las interrogantes más comunes entre los usuarios y le damos respuesta a continuación:

¿Cómo se limpia una máquina?

Una máquina para hacer pasta debe limpiarse minuciosamente con un cepillo o brocha de cerdas suaves y luego terminar la limpieza con un paño húmedo. Se debe prestar mucha atención a cada ranura y cuidar de que todo quede limpio para la próxima vez.

¿Cómo quitar el sarro de una máquina de hacer pasta casera?

Si tu máquina tiene sarro u óxido, posiblemente se deba a la presencia de humedad o falta de limpieza. Para eliminar el óxido puedes usar algunos remedios caseros como: sal con limón, vinagre o bicarbonato de sodio con agua.
Si no logras quitar el óxido por completo, quizás resulte necesario reemplazar la pieza por otra nueva.

¿Se puede lavar la máquina de pasta en el lavavajillas?

No, usualmente las máquinas de pasta no están diseñadas para lavarse en el lavavajillas, por lo que hacerlo sin consultar el manual puede provocar daños en su funcionamiento. Sin embargo, algunos modelos tienen piezas y accesorios desmontables que pueden lavarse en el lavaplatos.

Ten mucho cuidado de no mojar excesivamente tu máquina ya que puedes perjudicar su funcionamiento, especialmente si es eléctrica. Y sobre todo nunca la sumerjas en agua, esto sería fatal.

¿Qué se necesita para el mantenimiento de las máquinas?

Para realizar el mantenimiento y limpieza cotidiana de tu máquina de pasta casera solo necesitarás una brocheta de madera, un paño húmedo y un poco de masa polimérica si la máquina es manual. 
Para completar el mantenimiento, se puede aplicar un poco de lubricante en los engranajes para que la máquina funcione suavemente y no se atasque durante la preparación.

¿Cómo limpio mi máquina para hacer pasta eléctrica?

Primero desenchúfala, así estarás seguro. Luego retira los residuos excedentes con una brocha y desmonta las piezas que sean necesarias y posteriormente límpialas con un paño húmedo o lávalas en el lavavajillas si su diseño lo permite.
Para finalizar, seca muy bien cada una de las piezas previamente lavadas y limpia minuciosamente el cuerpo de la máquina de pastas. Ensambla todo perfectamente y guárdala. Nunca mojes las partes eléctricas.

¿Cada cuánto tiempo limpiar la máquina?

Se recomienda limpiarla después de cada uso, de ese modo se evitará que los restos de masa se adhieran a la máquina y obstruyan su correcto funcionamiento.

¿Qué pasa si no limpio mi máquina para hacer pasta?

Dejar de limpiar la máquina para hacer pasta puede disminuir la vida útil de la misma, provocar un mal funcionamiento, así como daños graves por oxidación que a la larga pueden ser irreparables.
Además, no hacer la limpieza periódica del aparato puede desencadenar problemas graves para la salud. Y es que, la acumulación de sucio y residuos de comida en ella pueden provocar la proliferación de hongos y bacterias, así como olores y sabores desagradables que cambiarían el sabor de la pasta.
Si tu máquina para hacer pasta no es limpiada adecuadamente, tu pasta casera se contaminará y tu salud se verá afectada.

Scroll to Top