Cómo Limpiar Una Máquina de Cortar Fiambre: Proceso de Limpieza y Desinfección 

Las cortadoras de fiambre son máquinas imprescindibles cuando de cortar y rebanar alimentos se trata. Gracias a estos aparatos se pueden hacer cortes precisos, regulares y uniformes de cualquier producto de charcutería, como el queso y el fiambre.

Su utilización es amplia, especialmente en supermercados, carnicerías y restaurantes, donde en un día normal podrá picar desde queso gouda hasta mortadela y jamón. Sin embargo, al realizar cada corte de loncha se producen residuos y restos de alimentos que poco a poco se vab acumulando, tanto en la cuchilla de corte, como alrededor de la máquina.

Todo ese sucio debe ser limpiado para garantizar el buen funcionamiento de la máquina y más importante aún, por un tema de higiene y salubridad. Pero no tienes nada de qué preocuparte, te hemos preparado una guía exhaustiva sobre cómo limpiar tu máquina de cortar de fiambre.

Acompáñanos, te enseñaremos todo lo que necesitas saber para realizar de forma correcta y segura el mantenimiento de esa cortadora rebanadora que tienes en casa o en tu negocio.

Lo que Puedes y No Debes Usar para Realizar la Limpieza de una Cortadora de Fiambres

Antes de adentrarnos en nuestra guía sobre cómo limpiar una cortadora de fiambre, es importante señalar los productos que puedes utilizar para limpiar tu corta-fiambre y los que definitivamente no deberías incluir para realizar esta tarea.

Para limpiar o lavar tu rebanadora correctamente te recomendamos lo siguiente:

  1. Utiliza solo paños y toallas suaves. También te servirá papel absorbente.
  2. Puedes usar cepillos de celdas suaves para retirar los excesos de residuos.
  3. Lava o limpia las partes con agua tibia y jabón líquido preferiblemente neutro.
  4. Desinfecta con alcohol o con un desinfectante líquido adecuado.
  5. Para tu seguridad, utiliza guantes de anticortes.

Lo que NO debes utilizar ni hacer para limpiar la cortadora:

  1. NO utilices esponjas ásperas o estropajos elaborados de metal o lanas de acero.
  2. NO utilices espátulas de metal o cualquier otro utensilio duro y áspero que pueda rallar o incluso deteriorar la máquina.
  3. NO utilices limpiadores, detergentes o desinfectantes muy abrasivos, pues dañarán la superficie anodizada provocando en el peor de lo casos, óxido.
  4. NO uses productos de olores fuertes o nocivos para la salud.
  5. Nunca, pero nunca, sumerjas la corta fiambre en agua para lavarla. Eso es un rotundo NO.

Te recomendamos que tomes buena nota de esto, porque será clave cuando realices la limpieza de tu cortadora de fiambres. Así que por favor asegúrate de solo usar productos apropiados, ¡no queremos que esa máquina rebanadora se estropee! Y seguramente tú tampoco.

¿Cuándo se Deben Lavar las Máquinas de Cortar Fiambre?

Lo más idóneo sería limpiar la máquina cada vez que se corte un tipo de alimento, es decir cuando pasemos de cortar queso a fiambre, por ejemplo. Ya que los residuos de un alimento se pueden pasar a otros rápidamente.

También se le puede hacer limpieza cada par de horas o varias veces al día si su uso es continuo, para garantizar que se encuentre libre de residuos acumulados durante mucho tiempo y se puedan producir bacterias y microbios.

Otra opción quizá más razonable, es limpiar la máquina para cortar fiambre al final del día o después de la jornada de trabajo. Será necesario limpiarla y desinfectarla cuidadosamente hasta eliminar todo tipo de suciedad, así estará lista para su próximo uso.

Nuestro consejo más sincero es que laves la rebanadora antes y después de cada jornada de trabajo. Recuerda que aún y cuando no esté en uso, existen “amigos indeseados” (bichos y roedores) que pueden estar acechando cada residuo del aparato.

Cómo Limpiar una Cortadora de Fiambre Paso a Paso

Ha llegado el momento de ver el paso a paso de cómo se limpia una cortadora sucia, que evidentemente ha tenido días mejores. ¿Estás listo? Recuerda tomar tus precauciones de seguridad, ahora sí, ¡es hora de trabajar!

¡Desconecte la Rebanadora de Salami antes de Limpiarla!

PASO 1. Apaga y desconecta

Empieza apagando y desenchufando la máquina de la corriente. No te confíes solo presionando el botón de apagado.

PASO 2. Coloca el tambor regulador en cero

Una vez apagada y desenchufada, asegúrate de colocar el tambor regulador en cero. Con esto evitarás cortes accidentales.

PASO 3. Desmonta las piezas removibles

Consulta con el manual de instrucciones y retira las partes extraíbles de la rebanadora de fiambre. Algunas de las piezas removibles son: el cubre cuchillas, las muelas afiladoras, la empuñadura, el carro deslizador y la cuchilla o disco.

Ten mucho cuidado al desmontar las piezas, cuida de no perder ningún perno o tornillo y por favor, ¡no desarmes toda la máquina!

Si, por el contrario, no te sientes cómodo desmontando las piezas, omite este paso y limpia con más atención las partes de la máquina que tengan contacto directo con los alimentos.

PASO 4. Limpia, limpia y desinfecta

Las piezas que lograste desmontar las puedes lavar con un poco de jabón líquido mezclado con agua tibia. Frota suavemente con un paño y luego enjuaga con agua fría. Deja secar o seca cada pieza con otro paño suave.

Para la base de la máquina, empieza por sacudir los restos de alimentos con un cepillo suave. Luego limpia del mismo modo usando un poco de jabón líquido neutro mezclado con agua, frota con un paño suave y posteriormente seca con papel o un paño.

Una vez limpia cada pieza de la cortadora rebanadora es hora de desinfectar, para ello puedes usar alcohol, pulverizador o cualquier solución desinfectante no tóxica. Ayúdate con un trapo y desinfecta cada rincón.

PASO 5. Instala nuevamente las piezas

Ya limpias y desinfectadas las piezas, es momento de engranar todo lo que desmontaste. Coloca cada pieza en su lugar y no te olvides de colocar ningún tornillo. ¡Asegura todo muy bien!

Si no desmontaste ninguna pieza, bravo por ti, no tendrás que rearmar nada.

PASO 6. Lubrica y afila la cuchilla si es necesario

Si has llegado hasta aquí, aprovecha de lubricar la máquina y si es necesario, también puedes afilar la cuchilla de tu cortadora de fiambres. Con esto estarás proporcionándole un mantenimiento completo.

PASO 7. Chequea y enciende

Ya terminado  el proceso de limpiezao, revisa que todo esté bien montado y seco. Listo, ¡ya tienes una máquina corta fiambre limpia y desinfectada!

Rebanadora de Carne ya Limpia

Limpieza Profunda de Una Cortafiambre

¿Piensas que tu cortadora está muy deteriorada y que una simple limpieza no podrá dejarla como nueva? Te traemos unos consejitos que te ayudarán a deshacerte hasta del sucio más duro. Dale una oportunidad a tu vieja cortafiambre y verás como queda más reluciente que nunca.

Caso 1. Cortadora de fiambre muy sucia

Si son varios los días sin limpiar tu cortadora de fiambre correctamente, es probable que además de residuos de comida acumulados y pegados, también se desprendan olores desagradables producto de la descomposición de los alimentos. 

Y si a eso le añadimos la presencia de microbios y bacterias, estamos ante un caos total. Si ese es tu caso, tenemos una solución para ti. ¡Tienes que limpiarla! Así que manos a la obra.

  1. Apaga y desconecta.
  2. Empieza por retirar los restos de comida. Puedes hacerlo con un paño seco o con un cepillo de celdas suave y barre todos los residuos.
  3. Retira las partes removibles de la cortadora para realizar una limpieza más profunda a cada parte de la máquina. Ten mucho cuidado con la cuchilla.
  4. Lava cuidadosamente cada pieza con agua y jabón, mientras restriegas con una esponja suave. Si el sucio continúa pegado, agrega un poco de desengrasante no abrasivo y limpia hasta retirarlo por completo.
  5. Enjuaga con abundante agua las piezas extraídas hasta que no veas pompas de jabón. Luego déjalas secar.
  6. Limpia con un trapo humedecido con agua y jabón líquido el resto de la máquina. Si es necesario, pasa varias veces hasta que quede limpia, pero ten cuidado con los engranajes.
  7. Seca con papel y cerciórate que todo haya quedado impecable.
  8. Vuelve a colocar todo en su lugar.
  9. Por último, desinfecta.

Listo, ¡ya tienes tu máquina rebanadora limpia, desinfectada y fresca!

Caso 2. Cortadora de fiambre con óxido

Si has observado una capa de color rojizo en tu máquina y no sabes que hacer para desaparecerla de tu preciado aparato, te tenemos cubierto. A continuación, te explicamos cómo sacar el óxido de una cuchilla de cortadora de fiambre con algunos remedios caseros.

NOTA: Si es la cuchilla la que esta oxidada, tendrás que retirarla primero. Pero si es cualquier otra pieza que no te dificulte el trabajo, puedes hacerlo directamente sin necesidad desmontar nada.

Quita el óxido con limón y sal

Coloca sal sobre la superficie oxidada hasta cubrirla completamente. Luego vierte el zumo de uno o dos limones y deja actuar por un par de horas. Al cabo de ese tiempo limpia con un cepillo suave y vas a ver como se quita el óxido fácilmente.

Quita el óxido con vinagre

El vinagre es otro de los remedios efectivos para eliminar la oxidación. Solo tienes que verter vinagre blanco sobre la zona afectada y dejarlo que haga su magia. Si la pieza oxidada no es muy grande, puedes colocarla dentro de un recipiente con vinagre blanco por unas horas.

Deja que el vinagre haga su trabajo y luego limpia como normalmente lo harías. Verás como todo ese óxido se desprende sin mayor esfuerzo.

Quita el óxido con bicarbonato de sodio y agua

En un recipiente, mezcla bicarbonato de sodio con agua hasta formar una especie de pasta. Esparce esa pasta sobre el área oxidada y déjala ahí por unas horas. Luego con la ayuda de un cepillo de celdas suaves retira el óxido.

¿Por Qué es Necesario Limpiar las Cortadoras de Fiambre?

Aunque la llamemos cortadora de fiambre, es normal que esta máquina se emplee para cortar otros tipos de productos, como queso, mortadela, carne e incluso verduras. Por lo que es usual encontrar desperdicios de variedad de alimentos en las partes de la máquina.

Esta situación puede ser comprometedora si no se realiza la limpieza periódica del aparato. ¿Por qué? Simple, la acumulación de restos de comida contribuye a la aparición de malos olores, a la transferencia de sabores y en casos más graves a la proliferación de bacterias que pueden causar enfermedades.

En pocas palabras, tener una máquina para cortar fiambre sucia y en condiciones deplorables no solo se verá mal, también será un foco potencialmente alto de transmisión de enfermedades a través de los alimentos.

Entonces, ¿Por qué es importante limpiar las máquinas cortadoras de fiambre?

  • Primero, se mantienen a raya las bacterias y microorganismos potencialmente peligrosos para la salud.
  • Segundo, no habrá visitas de amigos indeseables, como cucarachas y ratones.
  • Tercero, las máquinas de mantienen en buenas condiciones y se alarga su vida útil.

Como lo puedes ver, todo es cuestión de salubridad y del tiempo que queremos que dure la máquina en perfecto funcionamiento. Pon esas dos cartas sobre la mesa y verás lo fundamental que es mantener hábitos de limpieza y conservación para evitar problemas mayores.

Mantenimiento de las Máquinas de Cortar Fiambre

El mantenimiento de una máquina cortadora de fiambre se debe realizar periódicamente con el fin de mantener el aparato en perfecto funcionamiento y al mismo tiempo prolongar su longevidad.

Entre las tareas que se deben incluir para realizar el mantenimiento correcto de la cortadora-rebanadora se encuentran: limpieza, lubricación y afilado del disco o cuchilla. 

Con la limpieza se mantiene pulcritud, con la lubricación el mecanismo funciona bien y con el afilado de la cuchilla se consiguen cortes limpios y precisos. Realizar estas tareas en conjunto te ayudarán a mantener tu rebanadora en perfecto funcionamiento.

Bueno, ya sabes cómo limpiar tu máquina corta fiambres, ahora queda de tu parte ponerlo en práctica en casa o en tu negocio. ¡No lo olvides!, el mantenimiento preventivo es clave.

Scroll to Top