¿Cómo Calibrar Una Báscula de Cocina?: Consejos y Trucos para Hacerlo Fácilmente

Seguramente cuentes con una báscula de cocina en casa con la que pesas todos y cada uno de los ingredientes de tus recetas e incluso la utilizas para pesar hierbas aromáticas y café, pero, ¿alguna vez la has calibrado?

¿No? Pues, te contamos que calibrar tu báscula de cocina es una tarea sencilla que no requiere de mucho tiempo o experiencia, pero puede ser un poco intimidante, especialmente si nunca se ha realizado.

Lo cierto, es que la calibración en estos pequeños aparatos es fundamental para mantener su buen funcionamiento. Y para ayudarte en el proceso, hemos preparado este completo artículo sobre la calibración de las básculas de cocina

Acompáñanos a descubrir todo lo que deberías saber para calibrar correctamente tu preciada báscula de cocina. ¡Verás como calibrar tu báscula es tarea sencilla!

¿Qué es la Calibración de una Báscula de Cocina?

La calibración consiste en ajustar la lectura de una báscula para que, al momento de realizar el pesaje de un objeto o producto, el valor de este sea lo más preciso y cercano posible a la realidad.

En el proceso de la calibración se utiliza un estándar de medición (peso conocido) cuyo valor se compara con el arrojado por la báscula al pesar dicho objeto. Y en el momento que estos dos valores coincidan, se logrará la calibración.

¿Por Qué se Descalibran las Básculas de Cocina?

Los usos de las básculas de cocina pueden ser realmente diversos y con el tiempo estos pueden hacer que el instrumento pierda la exactitud y precisión en el pesaje. Sin embargo, existen otros factores que pueden influir en la descalibración de estos instrumentos o en el pesaje erróneo y estos son:

  • Acumulación de residuos sobre la plataforma. 
  • Obstrucción por debajo de la báscula. 
  • La báscula no esté nivelada.
  • La plataforma está mal colocada.
  • Exceder la capacidad de pesaje.
  • El instrumento ha perdido sensibilidad
Limpieza de una báscula de cocina utilizando alcohol
Limpieza de una báscula de cocina utilizando alcohol

¿Cómo Saber si mi Báscula de Cocina no está Calibrada?

La mejor forma de saber si tu báscula o balanza de cocina necesita calibración es pesando un objeto con peso conocido. Para ello, debes colocar el objeto sobre la plataforma de la báscula y comprobar la lectura del peso. 

Sí la báscula marca un valor que no coincide con el peso real del objeto, entonces evidentemente está descalibrada y por esa razón la medición es totalmente errónea e inexacta.

Pasos para Calibrar una Báscula de Cocina Digital Correctamente 

Paso 1. Limpia la báscula 

Para empezar, limpia muy bien el instrumento, especialmente la plataforma y deshazte de cualquier residuo que pueda obstruir el funcionamiento de la báscula. 

Paso 2. Chequea las baterías 

Si tu báscula es de baterías, verifica que éstas tengan suficiente carga. De no ser así, se recomienda cambiarlas por unas baterías nuevas.

Paso 3. Coloca la báscula en una superficie plana 

La báscula debe colocarse en todo momento sobre una superficie plana, nivelada y estable durante su uso y calibración, para que las lecturas sean lo más exactas posible. 

Paso 4. Ten a mano un objeto de peso conocido 

Debes disponer de un objeto con un peso conocido EXACTO. Ya sean pesas certificadas con estándares internacionales o nacionales o cualquier otro producto del que se conozcas su peso real, como por ejemplo una moneda o una lata que indique su peso en la etiqueta.

Paso 5. Enciende la báscula 

Enciende la báscula minutos antes de iniciar la calibración. Esto se hace para que los componentes electrónicos del aparato puedan calentarse y estabilizarse y así lograr que los resultados sean más precisos y confiables.

Paso 6. Sigue las instrucciones del manual

Dependiendo del modelo de la báscula, la calibración puede variar ligeramente, por lo que tendrás que seguir las instrucciones según cada caso.

Primera opción de calibración:

Con la báscula encendida, ubica el botón de calibración que también puede llamarse MODE, MODO, CAL o FUNCIÓN y presiónalo hasta que la pantalla cambie. Usualmente muestra un número X (que puede ser la carga máxima de la báscula).

Coloca la balanza en cero y prográmala manualmente hasta que marque el peso del objeto que usarás para calibrar. Luego coloca el objeto de calibración sobre la plataforma de la báscula para iniciar con la calibración. 

La báscula estará completamente calibrada cuando los dos valores de medida coincidan (el del objeto de peso conocido con la lectura de la pantalla). Algunas básculas muestran en la pantalla cuando ya están calibradas, mientras que otras emiten un sonido.

Pulsando el botón de tara en una báscula

Segunda opción de calibración

Con la báscula apagada presiona simultáneamente los botones de TARA y MODO, y mantenlos presionados mientras enciendes la báscula. Al encender, la báscula mostrará un número X.

Posteriormente, presiona el botón TARE o TARA para visualizar las diferentes medidas de calibración que puedes usar y luego elige el peso con el que deseas calibrar la balanza presionando el botón MODE o MODO. 

Una vez hecho esto, es momento de colocar sobre la plataforma tu peso de calibración y esperar unos poco segundos. Cuando los pesos coincidan, se mostrará en la pantalla la palabra PASS. Esto indicará que la báscula ya está calibrada.

PASO 7. Comprueba el funcionamiento de la báscula

Con la báscula ya calibrada, comprueba su funcionamiento pesando cualquier producto y verifica que realmente indique la medición correcta del mismo.

Calibración de una Báscula de Cocina Analógica

La guía de calibración anterior corresponde a las básculas de cocina digitales, pero si cuentas con una báscula de cocina analógica o mecánica también te tenemos cubierto. De hecho, calibrar este tipo de báscula es mucho más sencillo de lo que parece.

  • Coloca la báscula sobre una superficie plana.
  • Por lo general, las basculas analógicas tienen por un costado una ruedita de calibración. Ubícala en tu aparato.
  • Gira la rueda de calibración suavemente hasta que la aguja indicadora apunte a cero. 
  • ¡Listo! Habrás terminado.

¿Qué Cosas se Pueden Utilizar como Peso para Calibrar una Báscula de Cocina?

Si ya estás listo para calibrar tu báscula de cocina, pero no cuentas con pesas patrón, kits de calibración o pesas certificadas para hacerlo, estate tranquilo, existen muchas cosas en casa que puedes utilizar para esta tarea.

Monedas utilizadas para la calibración de una báscula de cocina

Moneda de 1 dólar

Una moneda de 1$ pesa 8 g, por lo que 10 ejemplares de esta equivalen a 80 gramos.

Moneda de 1 euro

Una moneda de 1 € tiene una masa de 7.5 g. Con 20 monedas obtendrás 150 g.

Hojas de papel estándar para impresora

22 hojas de papel de impresora estándar pesan juntas 100 g.

Clip o sujetapapeles pequeños

Estos pequeños utensilios de colores pesan 1 g cada uno. Con 100 de ellos tendrás 100 g y con 200 sujetapapeles obtendrás 200 g.

Zumos y bebidas envasadas

Si tienes en casa zumos, gaseosas, colados o cualquier bebida envasada sin destapar, también puedes utilizarlos para calibrar tu báscula. Solo debes fijarte del peso neto que indique el producto en la etiqueta.

Una bebida envasada puede pesar 100 g, 225 g, 250 g, 400 g, 500 g, 1000 g, 2000 g y más. Todo dependerá del producto y por supuesto del fabricante. Así que presta mucha atención a la etiqueta.

Paquetes de comida

Los paquetes de comida como arroz, granos, azúcar, cereales, café y pasta también son de gran ayuda. Y al igual que las bebidas, los hay en diferentes presentaciones y tamaños. Por lo que puedes conseguir con pesajes que van desde 100 g y 200 g hasta los 5 y 10 kilos en productos al mayor.

Consejo experto:

Como lo puedes ver, son muchas las cosas en casa que pueden ayudarte a calibrar tu báscula de cocina, solo debes conocer su peso exacto para que no haya errores en la calibración y sobre todo cuidar de no dañar el aparato en el proceso.

¿Se Puede Calibrar una Báscula de Cocina Sin Pesas de Calibración?

Aunque para calibrar la mayoría de las básculas de cocina se requiere de pesas de calibración para así ajustar la lectura de medición del aparato, existen algunos modelos de básculas que pueden no necesitar estas pesas para ser recalibradas a cero.

Existen modelos con un botón de Reset que permite reiniciar la báscula y colocarla nuevamente en cero. Y si antes de pesar tu producto o ingrediente ya tu báscula marca un numero diferente a cero, entonces presiona el botón TARA para despreciar el valor excedente inicial en el pesaje.

Si realizando estos simples trucos tu báscula sigue arrojando error en la lectura de medición o muestra lecturas inexactas, entonces no tendrás más opción que calibrarla correctamente.

¿Cada Cuánto Tiempo se Debe Calibrar una Báscula de Cocina?

Normalmente se recomienda recalibrar las básculas de cocina cada 3 meses, pero este período puede variar dependiendo del modelo y del uso que se le dé a este instrumento de medida. 

Por ejemplo, una báscula utilizada en un ambiente húmedo y en exposición de otros productos como en un supermercado, puede requerir calibraciones más frecuentes en comparación con otras básculas utilizadas en condiciones más limpias como laboratorios.

Consejos expertos:

Algunos fabricantes de básculas y balanzas especifican que una vez al año debe realizarse la calibración en estos equipos, mientras que otros indican períodos distintos en los que se puede elegir hacerlo.

En cualquiera de los casos, si utilizas tu báscula con frecuencia y observas que está pesando mal o arroja pesajes que sabes que no son acertados, entonces, debes considerar calibrarla de inmediato para garantizar su precisión.

¿Por Qué es Importante Calibrar las Básculas de Cocina?

Ya sea que uses tu báscula para medir los ingredientes de recetas, hierbas, paquetes de envío o el oro de tus joyas, resulta indispensable que la báscula esté calibrada para que la medición sea correcta. Además, una báscula de cocina perfectamente calibrada te dará:

Exactitud y precisión en cada medida 

Podrás medir cada gramo de tus recetas sin margen de error, lo que hará que todas tus preparaciones queden al pie de la letra.

Báscula de cocina después de ser calibrada
Báscula de cocina después de ser calibrada

Confiabilidad 

Una báscula bien calibrada mejorará tu confianza al realizar cualquier medición con ella. Te sentirás seguro del valor obtenido en el instrumento y no tendrás que especular si el peso real del producto es mayor o menor al de la lectura de la báscula. 

Satisfacción en cada uso

Cada vez que utilices tu báscula te sentirás bien con el resultado final. Todo el proceso de medición será sin preocupaciones de errores, por lo que te sentirás contento cada vez que utilices tu balanza y las mediciones sean exactas.

Consejo de experto:

Mantener calibrada tu balanza de cocina hará que todas las mediciones sean exactas, ya sea que solo peses unos pocos gramos o grandes porciones de comida, siempre necesitarás que la báscula esté funcionando correctamente para evitar mediciones erróneas e inexactas.

Además, una báscula no calibrada es completamente obsoleta, así que mejor comprueba que las mediciones en ella sean realmente precisas y de no ser así, tendrás que calibrarla nuevamente.

Lo que Debes Evitar Durante la Calibración de una Báscula de Cocina

  • No utilices cosas o productos calibradores que puedan dañar la báscula.
  • Si realizas la calibración con bebidas y comidas empaquetadas, cuida que estén bien cerrados para que no se produzcan derrames.
  • Nunca excedas la capacidad máxima de la báscula para calibrarla.
  • No calibres la báscula en una superficie irregular, ya que esto provocará que la calibración no se realice correctamente y siempre se obtendrán lecturas erradas.
  • No utilices cosas o productos de los que no conozcas su peso exacto para calibrar tu báscula.
Scroll to Top